pasar un año académico en el extranjero

Sobre pasar un año académico en el extranjero

Irse a estudiar un año académico en el extranjero es toda una experiencia, que te permite poder aprender el idioma en toda su extensión y que, si lo aprovechas, te permitirá poder alcanzar un nivel casi bilingüe, sumergiéndote en una cultura totalmente diferente de la que tienes. Al final, no solo aprendes un idioma, creces y te desarrollas en lo personal de forma importante. Es lo mejor de pasar un año académico en el extranjero.

El regreso a tu país se hace con más confianza en uno mismo y en sus posibilidades, con amigos internacionales y con la seguridad de vivir una de las experiencias que marcan en la vida.

British Summer es una organización con mucha experiencia en el sector educativa y es una buena solución si quieres ir a pasar un año académico en el extranjero o mandar a tus hijos en caso de que los tengas.

Múltiples modalidades

En este sentido, en cada país cuentan con una serie de características determinadas, por lo que lo mejor es seguir las directrices que marca el Ministerio de Educación, eligiendo de forma correcta las asignaturas para que el estudiante pueda lograr la convalidación y así poder volver al sistema educativo de España con el aprovechamiento práctico de lo que haya estudiado y que se vea en un historial académico.

En este sentido, antes de salir y durante el tiempo que se desarrolle el propio programa académico, vas a contar con toda la información que te parezca más relevante y necesaria. En un sector como el educativo, hay que contar con que cada estudiante tiene una serie de necesidades específicas y va a buscar programas diferente, por lo que te puedes elegir entre multitud de programas académicos.

Si somos constantes y queremos aprovechar ese año, lo cierto es que vamos a vivir una experiencia maravillosa y enriquecedora en todos los sentidos. Puedes formarte y además conocer más a fondo el país en el que estudies, hacer amigos y en definitiva, crecer en lo personal y no solo en lo académico. Es una aventura vital de la que, seguro que saldrás reforzado, por lo que te animamos a dar el paso.


Deja un comentario