Liderazgo estudiantes MBA

Ser líder: ¿se nace o se hace?

“Un buen empresario debe ser un buen líder”. ¡Cuántas veces habremos leído esta frase! Y es que somos muchas las personas que pensamos que por el hecho de ser directivo de una empresa, inmediatamente se puede ser un buen líder. Pero, ¿esta cualidad es una característica innata a las personas, o se madura con el tiempo y la experiencia?

 

¡Respuesta errónea! El liderazgo es una habilidad que se desarrolla, y por lo tanto, se define como un arte que se puede mejorar. Para ello, es necesario conocer las características de los líderes y  estimularse día a día para convertirlo en buenos comportamientos que sirvan de directrices a los demás.

 

¿Qué es el liderazgo?

El liderazgo es la capacidad de conducir, dirigir, o ser primordial en comparación con un grupo. El término proviene del verbo inglés “to leader”, que significa, precisamente conducir o liderar.

 

Con gran capacidad de síntesis, W. Chan Kim y Renée Mauborgne A. definen el liderazgo aplicado a la gestión como “la capacidad de crear la motivación, la participación y el apoyo para despertar los hombres y las mujeres de la organización, en el supuesto de que sus habilidades y su motivación depende el rendimiento del negocio”.

 

¿Qué se puede hacer para aumentar la capacidad de ser un líder?

1) Ser creíble y competente

Recuerda: sólo serás creíble para tu equipo si eres lo suficientemente competente. De esta manera, conseguirás que te respeten y te vean como un punto de referencia.

Por ello, es necesario que tu formación no se detenga, que estés constantemente aprendiendo nuevos conceptos en el campo y/o mejorando tu formación académica con un MBA , por ejemplo.

 

2) Ser capaz de motivar

El líder es capaz de estimular los sentidos de sus empleados. Es una fuente de inspiración, motivación y entusiasmo. Es evidente que, con el fin de ser un buen jefe, debe gustarte y motivarte tu propio trabajo y transmitirlo de esta forma a tus empleados.

 

3) Tener y mostrar interés en la gente

El líder está interesado en los miembros de su propio equipo: debes saber todo sobre ellos, conocer sus puntos de vista y saber cuáles son sus ambiciones.  

Sé más curioso por los que trabajan con usted, porque mostrar interés hacia ellos no sólo será una técnica sino también una cualidad.

 

4) Saber plasmar las ideas

Lo que hace que el verdadero líder lo sea es la capacidad convencer a sus empleados de la viabilidad de su sueño, persuadir a invertir poner una firma en una hoja blanca. Si quieres ser un líder, tienes que creer en tus ideas y tus sueños, porque sólo de esta manera podrás cambiar el futuro de ti mismo, de tus empleados y de tu empresa.

 

5) Corregir adecuadamente

Si las personas que trabajan contigo muestran miedo de hablar o de compartirte una idea o fracaso, tienes que saber que en este caso no estás siendo su líder. El líder se asegura de que sus empleados se sientan totalmente a gusto cuando se comunican con él.

Cada gerente choca diariamente con los errores de sus colaboradores, pero si quieres ser un líder tienes que convertirse en un experto en el arte de la corrección.

 

¿Qué te han parecido estos 5 consejos para convertirte en un verdadero líder? ¿Añadirías más? ¡Déjanos tus comentarios!


Deja un comentario