mudanza

Cómo cuidar de tus mascotas en una mudanza

Mudarse puede ser una experiencia realmente dura y estresante. Por ello, muchas personas buscan una inmobiliaria de lujo en Barcelona que, por lo menos, se ocupe de buscar la casa de sus sueños.

 

Además, puedes imaginar cuán confundidas se sienten tus mascotas cuando las cajas repentinamente comienzan a aparecer a su alrededor, su entorno se desorganiza y finalmente son extraídas de su cómodo hogar y transportadas a una casa completamente desconocida para ellas. Los animales no pueden comunicarse como nosotros, pero en su comportamiento descubrirás que los cambios les producen un gran estrés.

 

Con eso en mente, aquí te dejamos algunos consejos para ayudar a mantener a tus amigos peludos tan tranquilos como puedan estar durante la mudanza:

 

El día de mudanza

Si viene a tu casa una empresa de transporte o de mudanzas, lo ideal es que las mascotas se queden en una habitación donde no vea movimiento y, sobre todo, donde todo esto no pueda representar un peligro para ella ni para las personas. Podría cruzarse por las piernas de alguien que esté levantando un mueble.

 

Si tienes una persona con quien el animal se sienta a gusto y que pueda cuidar de él durante ese rato, será lo ideal.

El viaje

Si te preocupa que tu mascota pueda tener una mala reacción a los viajes, vale la pena consultar con un veterinario para analizar posibles formas de hacer que se sienta más cómoda. En ciertos casos, el veterinario puede decidir recetar un sedante suave; sin embargo, esto probablemente sea un último recurso.

 

Asegúrate de no alimentar al animal por un mínimo de 3 horas antes de comenzar el viaje el día de la mudanza. Esto debería ayudar a prevenir que enferme por el camino.

En la nueva casa

Los perros y los gatos tienen fuertes instintos de orientación, así que vigílalos con cuidado después de que te hayas mudado, ya que pueden tratar de regresar a su anterior vivienda. Actualiza su collar con sus nuevos datos de contacto; también puede valer la pena que tu veterinario los implante con un microchip; un procedimiento rápido e inofensivo, que permitirá a un veterinario identificarlos fácilmente si alguna vez se pierden.


Deja un comentario